Sidebar

23
Tue, Oct

Petroquimica

Hace meses el gobierno de Estados Unidos hablaba de una posible sanción a Venezuela, pero nunca se realizó una medida concreta hasta ahora.

Hace meses el gobierno de Estados Unidos hablaba de una posible sanción a Venezuela, pero nunca se realizó una medida concreta hasta ahora.

Si bien no se trata de una sanción directa, las empresas petroleras del país (no sin algún condimento político de por medio) decidieron dejar de comprarle petróleo a Venezuela y reemplazar el crudo de dicho país por hidrocarburos del Norte de Gran Bretaña.

La consultora Vortexa Ltd indicó que las principales refinadoras petroleras de Estados Unidos, ubicadas en la costa del Golfo de México, decidieron importar 112.000 barriles de crudo de Inglaterra, lo que reemplaza a lo que se le demandaba a Venezuela.

Para los analistas, las desaveniencias políticas no son los principales motivos que llevaron a que las empresas norteamericanas busquen nuevos mercados, sino más bien la merma en la producción de crudo en Venezuela que primero fue reemplazada por hidrocarburos de Arabia Saudita y ahora, por menores gastos de transporte, se optó por importar petróleo inglés.

Que las empresas norteamericanas sigan comprando a Gran Breta{a, dependerá por un lado de cuán competitivos permanezcan los precios del Reino Unido y por otro lado, si se puede sostener el nivel de producción para satisfacer la demanda.