Sidebar

22
Wed, May

La tecnología llega al segmento del transporte y muy pronto en todo el mundo, se hará realidad el sueño de ver camiones no tripulados haciendo las tareas de transporte.

La tecnología llega al segmento del transporte y muy pronto en todo el mundo, se hará realidad el sueño de ver camiones no tripulados haciendo las tareas de transporte.


Para los especialistas, en el año 2030 habrá una automatización de procesos que llevará indefectiblemente a la circulación de camiones no tripulados que lograrán reducir costos de logística en hasta un 47% según los datos del Global Truck Study 2018 de la consultora Pricewaterhouse Coppers (PwC).

Menos personas, mayor autonomía y automatización también derivaría en una mayor vida útil del vehículo y esto podría representar, en países como México, un beneficio enorme ya que aún gran parte de la carga se transporta vía camión.

Sin embargo, existen varios inconvenientes que deben sortearse antes de que en efecto, los camiones autónomos ayuden a reducir costos logísticos y se hagan moneda corriente en el sector.

Uno de los factores es la falta de regulación e infraestructura necesaria para la adopción de vehículos autónomos, mientras que otro elemento importante es la posible falta de aceptación del consumidor de vehículos autónomos. Esto hace pensar en que se está aún un poco lejos para ver estos rodados en acción, sin embargo, no hay que perder las esperanzas ya que el país tiene todo el potencial para producir estos vehículos y, sin dudas, para ponerlos en circulación.