20
Mon, Nov
48 New Articles

Europa

La actividad marítima no está exenta a accidentes, y solo la rápida actuación de equipos especializados permiten que estos incidentes no pasen a mayores.

La actividad marítima no está exenta a accidentes, y solo la rápida actuación de equipos especializados permiten que estos incidentes no pasen a mayores.
Un caso que podría haber sido grave se dio en Alemania, donde un enorme buque de carga chocó contra uno de los laterales del Canal de Kiel el pasado 6 de noviembre.

Se trató del barco RMS Ruhrort que impactó a las 2 de la mañana en un costado del muelle, ya que quien manejaba el navío perdió el control de la dirección ya en el kilómetro 36 del canal, lo que causó que el barco con bandera de Antigua y Barbuda se desviara hacia el lado del puerto en dirección al banco del canal sur.

En el momento del incidente, el RMS Ruhrort transportaba madera del puerto alemán de Rostock a Rochefort, y la rápida tarea del equipo del puerto ayudó a que la situación no pase a mayores.