18
Sat, Aug
59 New Articles

Argentina

En Argentina, cuestiones políticas le estarían ganando a lo económico ya que aún con perspectivas de crecimiento, se están gestando protestas gremiales en diversos ámbitos.

En Argentina, cuestiones políticas le estarían ganando a lo económico ya que aún con perspectivas de crecimiento, se están gestando protestas gremiales en diversos ámbitos.


El área logística no está ajena a esta percepción, por lo que se ve a la protesta de transportistas en los puertos del país como una medida "política".
Los transportistas autoconvocados están realizado protestas en rutas y han impedido el ingreso al 70% de camiones a los puertos del Gran Rosario, afectando gravemente al comercio exterior del país.

Para los organizadores de la protesta, la medida se justifica ya que xigen que se cumplan las tarifas de referencia y que no les reduzcan parte del pago acordado, y hace un tiempo le habían pedido al ministro Dietrich que la tarifa que rige para el traslado de cargas deje de ser orientativa y pase a ser de aplicación obligatoria.

Todos los implicados en la cadena de valor del comercio exterior argentino, en especial las áreas que se relacionan con el campo, ha repudiado la protesta pero lo han hecho aún más con los actos violentos que se vieron por televisión donde se abrieron boquillas de los acoplados, hubo derrame de cereales, y pinchaduras de neumáticos.

Los organizadores de las protestas dicen que ningún camión es retenido para el ingreso a los puertos (algo que este medio ha comprobado que es mentira ya que hubo detenciones compulsivas) sino que a cada camionero se lo detiene para explicarle los motivos de la protesta y se lo "anima" a retornar al centro de acopio donde cargó la mercadería.

La Sociedad Rural (SRA) acusó a los autoconvocados de ser "grupos violentos", que tiran cargas a la ruta, con camiones quemados y conductores golpeados, mientras que de la Bolsa de Comercio indicaron que la medida es "inusitada" mientras que la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) elevó la parálisis al 90%, con actividad virtualmente paralizada en puertos exportadores, desde el Gran Rosario hasta Bahía Blanca y Necochea-Quequén.