Sidebar

26
Wed, Jun

Al parecer no siempre las modificaciones son positivas a pesar de que el espíritu de una normativa sea el de regularizar y/o impulsar mejoras en un sector.

Al parecer no siempre las modificaciones son positivas a pesar de que el espíritu de una normativa sea el de regularizar y/o impulsar mejoras en un sector.


Así lo ven muchos empresarios del transporte de carga en México ya que si se confirma la reforma de la Ley de Caminos y Puentes de Autotransporte Federal, quedarían fuera de sistema unos 580.000 camiones de carga, pasaje, turismo y otras modalidades, que tienen 20 años de antigüedad o más.

Los miembros de la Alianza Mexicana de la Organización de Transportistas A. C. (AMOTAC) han hecho conocer su malestar por la posible medida, aduciendo que estos cambios dejarían sin trabajo a más de 3 millones de familias en el país.

Según AMOTAC, casi el 75% del parque vehicular de transporte de carga dejaría de circular si es que diputados y senadores federales aprueban las modificaciones que han trascendido donde se obliga a contar con rodados de menos de 20 años de antigüedad.