Asia

A partir de las nuevas gestiones implementadas desde la creación del Plan MODI, India se encuentra en pleno proceso de modernización de sus procesos administrativos, puesto que con la modificación del sistema impositivo y financiero, este país encuentra una nueva ruta hacia el crecimiento.

A partir de las nuevas gestiones implementadas desde la creación del Plan MODI, India se encuentra en pleno proceso de modernización de sus procesos administrativos, puesto que con la modificación del sistema impositivo y financiero, este país encuentra una nueva ruta hacia el crecimiento.

Uno de los ejemplos más claros de las nuevas metodologías implementadas actualmente hace referencia a la creación de un nuevo impuesto, el "GST" o "Impuesto de Bienes y Servicios" cuya implementación logrará simplificar trámites burocráticos que solían dispersarse entre los 29 estados que conforman la India, unificando los procesos, ahorrando tiempos de gestión y costos logísticos (anteriormente, el costo de la logística en la India era de los más altos del mundo, llegando a un 14% del PBI, cuando en países desarrollados es un promedio del 8%).

El GST logra que el país se vuelva ante los ojos del mundo un mercado común, como enuncia Avinash Vazirani del Juipter India Select Fondo, ya que se logra reducir los costos de logística para las empresas, pero también la tasa a la que los consumidores indios son gravados cuando compran bienes y servicios y, como si fuera poco, la evasión fiscal, ya que las declaraciones de impuestos por parte de las empresas deberán ser presentadas electrónicamente y aquellas que lo hagan correrán con ventajas.

Se considera que esta nueva implementación generará un crecimiento importante en el PBI, así como también disminuirá la inflación, por su accionar directo sobre la baja de costos logísticos y de evasión impositiva. El tiempo dirá el resultado, sin embargo la diferencia ya empieza a ser apreciable.